Educar a un hijo no es tarea fácil. Pero menos aún es prepararlo para lo que la vida le prepara. Como madre y padre de tu hijo querrás protegerlo de todas las cosas posibles, pero siempre habrá situaciones que se escapen de vuestras manos.

Aunque no podáis evitar esas situaciones, sí que podéis intentar educar a vuestros hijos para que sean más independientes. Un niño autosuficiente estará mejor preparado que aquel que no sepa realizar nada por sí mismo.

 

Educar a tu hijo para que sea más autosuficiente será beneficioso tanto para él como para vosotros. El niño aprenderá a desenvolverse mejor en su entorno,  a socializarse con diferentes personas y ser una persona más proactiva. Cualidades que le beneficiaran para cuando sea más adulto. Y a vosotros, como padres, os proporcionará la tranquilidad de saber que se podrá desenvolver por sí solo. Pero ¿qué debes hacer para que tu hijo sea más autosuficiente?

Formas para que mi hijo sea más autosuficiente

Una de las formas más efectivas es que empiecen desde pequeños a tener ciertas responsabilidades (dentro de sus posibilidades, teniendo en cuenta la edad). Pueden empezar con ciertas tareas de la casa:

En la cocina

Cocinar hará que tus hijos consigan aprender cualidades positivas para su desarrollo. Antes de ponerse con el minichef a cocinar, deberías de tener una cocina acondicionada para él. Eso no te impide tener una cocina de diseño y colores llamativos. Puede ser elegante y sofisticada pero segura. Puedes tener una cocina de revista pero añadiéndole cajones a diferentes alturas, lo que permitirá que él mismo pueda tener al alcance lo que necesite. Utiliza utensilios de plástico para que no pueda dañarse o pon bisagras de cierre suave para evitar que pueda pillarse los dedos. Estas medidas ayudaran a tu hijo a desenvolverse por sí solo en la cocina. Es importante que siempre este supervisado por un adulto. Puede que con el tiempo se convierta en nuevo Ferrán Adrià.

Con sus cosas

Es importante que vuestro hijo aprenda desde bien pequeño que es la responsabilidad. Debe aprender tanto la parte positiva de un trabajo bien hecho como las consecuencias de no hacerlo como se debería. Asígnale pequeñas responsabilidades como ordenar sus juguetes, hacer sus deberes, y con el tiempo y cuando vaya adquiriendo más edad, aumenta el nivel de responsabilidades. Enséñale a tender, hacer su colada, limpiar su habitación, y así sucesivamente.

Cuidar de una mascota

Si os gustan los animales, una mascota puede ayudar mucho a vuestro hijo. Es importante que un niño aprenda a ser independiente pero también es muy importante que aprenda a tener la capacidad de cuidar a otros. Una mascota puede mejorarle esta habilidad ya que tendrá que cuidarlo, alimentarlo, respetarlo y sacarlo a pasear. Adquirirá cualidades positivas y le permitirá empatizar más.

Post Navigation